Bon Scott

Bon Scott y su primer concierto de Rock and Roll con AC/DC

Otra de mis pasiones en esta vida es el Rock and Roll, es una fuerza arrolladora que otorga a todos aquellos que se dejan poseer por el ritmo, la melodía y los estribillos de una canción. Es una de las pocas cosas en este mundo con las que mi espíritu disfruta, se evapora de la faz de la tierra y el tiempo se detiene. Como dice un amigo “los matasanos deberían recetar conciertos de rock”, y no puedo estar más de acuerdo con él, al menos un concierto a la semana.

Este es un dibujo donde disfruté cada trazo, cada sombra y cada detalle. Fue realizado con Photoshop utilizando diferentes capas para los trazos negros, los trazos de color del fuego y por último el color de relleno y las sombras. Durante una semana entera no hacía más que escuchar AC/DC a todas horas mientras mi mente se empapaba del espíritu de Bon Scott, que gran forntman!!!. Yo era un chinorro cuando murió y nunca pude disfrutar un concierto con esta bestia de los escenarios, pero me lo llevaré a tumba, pues este dibujo lo llevo tatuado en mi hombro.

Mi pequeña historia sobre Bon Scott

Bon Scott nació en Escocia en 1946 y ya de pequeño tocaba la gaita con su padre vestido con el tradicional uniforme escocés, pero cuando cumplió los veinte años, empezó a interesarse por el rock and roll. Después de pasar por The Valentines y Fraternity conoció a los hermanos Young en 1970 y entró a formar parte de AC/DC como vocalista, para su primer concierto “Bon se tomó dos botellas de bourbon con marihuana, coca y speed, y dijo ¡Ya estoy listo!” … y vaya si lo estaba, salió al escenario con las bragas de su mujer puestas en la cabeza y gritando al público. Desconozco si su primera actuación con AC/DC estuvo a la altura de las circunstancias pero de lo que estoy seguro es que debió descolocar a más uno con su atómica presencia en escena. God Bless Bon Scott.